Practicar la asertividad

    La asertividad es la capacidad de expresar opiniones, sentimientos,  necesidades y deseos, de forma que hagas valer tus derechos respetando los derechos de los otros.

Las personas asertivas dicen lo que piensan, piden lo que necesitan y saben decir NO cuando algo no es de su agrado.  ¿cómo conseguir ser más asertivo?.

1. Manifiesta tu opinión y tus preferencias.

2. Di NO más a menudo. No aceptes lo que otros proponen para no quedar mal o caer bien. Si  los demás no aceptan esa negativa, tú no eres el responsable de su desagrado.

3. No te justifiques si no es necesario: “justificatio non petita, acusatio manifesta . No es necesario que te expliques en exceso. Quien no quiera entenderte no te entenderá. Manifiesta tus opiniones y sentimientos y haz tus peticiones de manera simple y educada.

4. Empieza tus frases por “YO”. Utilizar la primera persona es necesario para ser más asertivo. En lugar de hablar de lo que hacen, piensan o sienten los demás, haz, dí, piensa y siente lo tuyo. No valores lo que los demás dicen. Si alguien te pide algo que no quieres hacer, en lugar de decir “siempre me pides que haga esto que sabes que no me gusta”, dí: “YO no voy a hacer hoy esto que me pides, porque (….) igual más adelante.

5. No te culpes o avergüences por expresar tus deseos, por tanto no te disculpes cuando no hagas nada mal. La educación no es disculparse. La buena educación sólo exige que te disculpes cuando realmente hagas algo mal que cause un mal a ti mismo o a los otros.

6. Utiliza la sonrisa, la mirada a los ojos y un tono de voz adecuado  a la situación. La sonrisa, incluso ante las circunstancias más adversas, denota seguridad, tranquilidad y amabilidad, y atrae que las personas con las que hablas también se sientan seguras, tranquilas y sean amables.  La mirada a los ojos denota sinceridad, y provoca la sinceridad de los demás. Un tono de voz ni bajo ni alto, denota seguridad y control en lugar de la histérica escalada de violencia verbal propia de las discusiones.

7. Sé tozud@. Aunque en un primer momento no consigas tu objetivo, no te resignes. Inténtalo de otra manera.

9. Respira profundamente y muéstrate relajad@.  No te pongas a la defensiva ni te alteres excesivamente cuando las cosas no salen como tu prevees, o cuando alguien no está de acuerdo contigo. Respirar profundamente haciendo que la expiración dure el doble de tiempo que la inspiración te mantendrá relajado y podrás hacer frente a las adversidades y los desacuerdos de forma constructiva.

10.- Evita la generalización: Evita las palabras radicales y absolutas: “siempre”, “nunca”, “todo”, “nada”. La verdad absoluta es una falacia. Las cosas son más o menos probables, más o menos ciertas. Para llegar a un mismo sitio existen varios caminos y no sólo uno. Pensar así te ayudará a ser más flexible y adaptarte a las circunstancias. “Be water my friend”.

11. No siempre tienes razón, no siempre la tienen los otros. Sé flexible y no exigente. Nunca nada es para siempre, ni todo es perfecto.

12.- No hay que abrirse del todo con todo el mundo.  Muchas veces cometemos el error de contarle nuestra vida, nuestros sentimientos y nuestros problemas a otras personas. No todo el mundo nos va a entender, y probablemente nadie nos vaya a entender exactamente como nos sentimos. En cambio si contamos todos nuestros problemas, podemos parecer “cuentaproblemas” y trasladar nuestra ansiedad y negatividad a los demás, por lo que generaremos rechazo.

13.- Muéstrate comprensiv@. No aconsejes a los demás, no les digas lo que tienen que hacer. Si alguien te manifiesta sus problemas y sentimientos, no creas que puedes arreglarlos. Es mejor que te muestres abierto a la escucha activa, intentes entender de verdad lo que dicen, muestra tu empatia y preguntales cómo piensan resolver sus conflictos. Es  la mejor forma en que puedes ayudarles. Todo el mundo tiene derecho a ser el protagonista de su vida.

Acerca de Baltasar Santos

Licenciado en Psicología, post grado en mediación, y máster en psicología forense. Curioso y en constante aprendizaje. Me encanta impartir clases, las TIC, pero sobretodo soy un apasionado de las personas. y disfruto aplicando psicología y formación para el desarrollo de personas y organizaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s