La ecuación de la felicidad

formulafelicidad

Unos investigadores de la University College de Londres han formulado una ecuación matemática que sirve para predecir cómo conseguir la felicidad después de realizar un estudio en el que han participado más de 18000 personas en todo el mundo. Aunque la ecuación es algo más compleja, la podemos reducir a que lo que realmente cuenta para la felicidad son las EXPECTATIVAS.

Dos son los factores fundamentales de las expectativas:  aquello que esperamos y con qué fuerza lo esperamos .

Según Robb Rutledge, autor principal del estudio, podría concluirse que la felicidad resulta de mantener bajas las expectativas, y si se consigue un logro que supera esas expectativas obtendremos una grata sorpresa. Por tanto, podemos considerar que desear algo que no es realista alcanzar a corto plazo, y tener unas expectativas sobrevaloradas sobre ello, nos va a conducir a la frustración, al fracaso y a la infelicidad.

Si tenemos expectativas bajas es probable que las superemos y que tengamos un impacto positivo sobre la felicidad.

PLANIFICAR LAS ACTIVIDADES.

Cuando planificamos o agendamos algo, ya estamos generando expectativas. Si nos agendamos una cena con un ser querido, o un viaje de placer…inmediatamente ya estamos generando expectativas positivas y realizables que van a aumentar nuestra felicidad. Este hecho no sólo es valorable de forma subjetiva, sino que es observable objetivamente mediante el estudio del cerebro, que se concreta en la secreción del neurotransmisor de la felicidad: la dopamina.

Siempre que las expectativas sean ajustadas a la realidad, y que luego se cumplan o se superen, estaremos inyectándonos felicidad.

¿CÓMO PODEMOS GENERAR ESA FELICIDAD?

Soñar y desear es maravilloso, pero los sueños y los deseos sólo se convierten en expectativas cuando nos trazamos un plan para verlos cumplidos, siendo realistas y objetivos en su consecución. Por ejemplo, si sueño que me tocará la lotería y tendré el dinero suficiente para tener una gran mansión y un yate: ese no es un sueño realista. Aún así podría comprar un número de lotería, pero sin generar ninguna expectativa. Sólo de esa manera, ese deseo irrealista no me causará frustración. Seguro que conocéis más de una persona que genera unas expectativas exageradas acerca de un posible premio en la lotería de navidad, y cuando el sorteo ha pasado, el estado emocional de enfado y frustración es tremendo.

Sin embargo, si mi deseo es encontrar un empleo, y trazo un plan realista para conseguirlo, teniendo en cuenta lo que depende de mí y lo que no, puedo generar expectativas moderadamente buenas. Si mi expectativa es que seguro que hoy encuentro trabajo, lo más probable es que fracase y me desmotive. Si mi expectativa es que en un mes, habiendo recorrido todas las empresas de mi zona, habiendo entregado currículums y habiendo aprendido de mis errores pasados, voy a tener más posibilidades de encontrar empleo… esta es una expectativa adecuada.

No intentemos escalar el everest de golpe, es mucho más realista comenzar por dar una vuelta a la manzana, y esa expectativa la puedo ver cumplida fácilmente.

Por tanto, para ser feliz, sigue estos pasos:

  1. Sueña, desea… pero pon los pies en el suelo. 
  2. Planifica tu actividad diaria de forma realista sin sobrevalorar tus posibilidades y teniendo en cuenta los posibles obstáculos.
  3. Genera expectativas moderadas sobre posibles beneficios. No protagonices el cuento de la lechera.
  4. Sé constante en el cumplimiento de tus actividades.
  5. Valora lo conseguido, piensa que cada meta volante es un paso más hacia tus objetivos, y siéntete bien por ello.
  6. No descuides ni tu alimentación, ni el ejercicio, ni las relaciones sociales, ni el cultivo de tu mente: no sólo es compatible con tus objetivos, sino que además te ayudará a conseguirlos.

 

 

Acerca de Baltasar Santos

Licenciado en Psicología, post grado en mediación, y máster en psicología forense. Curioso y en constante aprendizaje. Me encanta impartir clases, las TIC, pero sobretodo soy un apasionado de las personas. y disfruto aplicando psicología y formación para el desarrollo de personas y organizaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s