Lo que los niños aprenden de sus padres.

Los niños aprenden más de todo lo que oyen, dicen y ven a su alrededor durante 24h, que de las reprimendas y castigos de sus padres. Si piensas que es cosa de los genes, no sigas leyendo.

Lo que los hijos aprenden de sus padres en los primeros años, va a establecer la manera en que el niño vivirá. He elegido conscientemente  la expresión “lo que los hijos aprenden”, y no “lo que los padres quieren enseñar”, porque, aunque creas que “no se dan cuenta”, los niños son esponjas que absorben toda la información que se emite a su alrededor, configurando sus valores, organización del mundo, forma de relacionarse, y actitudes…que va a mantener, para bien y para mal, el resto de sus días.

La mayoría de padres quieren ser “buenos padres” dando buenos consejos, diciendo lo que está bien y lo que está mal. El niño lo capta. Sin embargo, en la rutina del día a día, si los padres se comportan prescindiendo de esos consejos, el niño capta “la incoherencia”. De hecho, los niños son grandes captadores de incoherencias paternas, y aprenden también a ser incoherentes…como sus papás: 

  • “Es que mi hijo grita mucho”.  Muy posiblemente papá y/o mamá griten también.
  • “Es que mi hijo no comparte”. Muy posiblemente papá y/o mamá no compartan tampoco.
  • “Es que mi hijo no juega con otros niños”.  Seguramente papá y/o mamá siempre están ocupados o cansados para jugar.
  • “Es que mi hijo le pega a otros niños”. ¿Papá y Mamá se descargan emocionalmente de la manera correcta?.
  • “Mi hijo siempre está engachado a la consola”. ¿Quién le dejaba el móvil para tenerlo entretenido). 

El mejor consejo que se puede dar para la buena educación emocional de los hijos, es que los padres se eduquen emocionalmente primero. Os dejo una lista de algunas de las cosas más importantes que los niños aprenden de sus padres durante la infancia.

  •  Aprenden los miedos de los padres y la misma manera de afrontarlos.
  • Aprenden a comunicarse y razonar, o todo lo contrario, dependiendo de los padres.
  • Aprenden los hábitos alimentícios.
  • Aprenden a relajarse o estresarse.
  • Aprenden a tener confianza en si mismos, si los papás la cultivan en ellos mismos y en sus hijos.
  • Aprenden hábitos culturales (leer, dibujar…) o a ver la TV (“le pongo los dibujos para yo poder preparar la cena”).
  • Aprenden a ser sinceros o mentirosos.
  • Aprenden a confiar o a desconfiar.
  • Aprenden a compartir o a ser celosos.
  • Aprenden a practicar deporte o a ser sedentarios.
  • Aprenden a beber agua o a beber “gas y dulce”.
  • Aprenden a ser optimistas o a ser pesimistas.
  • Aprenden a ser esforzados o a dejarse llevar por la suerte.
  • Aprenden a amar o aprenden a manipular.
  • Aprenden a fumar.
  • Aprenden a beber alcohol como forma de desahogo o de disfrute.

La educación emocional de los padres, es clave para el devenir futuro de sus hijos.

 

 

Acerca de Baltasar Santos

Licenciado en Psicología, post grado en mediación, y máster en psicología forense. Curioso y en constante aprendizaje. Me encanta impartir clases, las TIC, pero sobretodo soy un apasionado de las personas. y disfruto aplicando psicología y formación para el desarrollo de personas y organizaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s