¿Cómo deshacerte de esos pensamientos que no quieres?

Todos tenemos pensamientos automáticos y conductas automáticas.  

Algunos de esos pensamientos son intrusivos, molestos o no nos dejan vivir. Ponerles remedio es posible.  En este post te explico cómo.

Imagen

En el caso de los pensamientos, en muchas ocasiones los pensamientos automáticos se manifestan en el formato de “preocupaciones”. Éstos nos mantienen un problema en la mente activa para que actúemos sobre él. Nuestra primera misión consciente será discernir, la manera o maneras de afrontar el problema.

En otros casos, los pensamientos automáticos pueden ser de euforia, alegría, o relacionados con el amor. Quizás son los menos frecuentes y los que deberíamos practicar con más frecuencia porque producen un “baile” hormonal beneficioso para la salud física y mental. Estos pensamientos no pueden quedarse en las ideas sino que exigen acción: relacionarse, compartir placeres..

Pero los pensamientos automáticos más dañinos son las preocupaciones excesivamente exageradas, inútiles, que pueden manifestarse en forma de obsesiones. Por ejemplo, si me preocupo porque voy a morir  esa preocupación me quita tiempo de vida, ya que la muerte es un paso más del ciclo de vida de un ser vivo y de la propia naturaleza. Si me preocupo porque mi pareja me puede ser infiel, y eso me lleva a un estado de celos, estaré dañando la pareja y creando las condiciones para que mi profecía se cumpla. Si me preocupo excesivamente de un futuro incierto que me atemoriza y ante ese temor me vuelvo pasivo en lugar de marcarme objetivos realistas y metas…también en este caso estaré sentando las bases de un futuro desastroso. Por tanto, ya que estos últimos pensamientos son tan horrorosos, conozcámolos un poco mejor y veamos qué hemos de hacer para eliminar sus efectos negativos.

Hemos quedado en que, de forma coloquial, los pensamientos automáticos a los que nos referimos son aquéllos que se presentan de repente y centran nuestra atención sin que podamos evitarlo. Sus características son:

  • Son cortos, muy concretos y que nos vienen en formato de “palabras” concretas o “fotogramas o escenas cortas” visuales.
  • Son dramáticos, muy exagerados, terribles!.
  • Se expresan términos como “habría que”, “tendría que” o “debería”. Son obligaciones, exigencias.
  • Centran nuestra atención (a veces, toda), y es difícil pensar en otra cosa.
  • Son espontáneos, se presentan de repente a nuestra mente.
  • El tiempo que perdemos en ellos nos genera sentimientos de frustración, culpa, inseguridad, rabia, tristeza o ansiedad.
  • Son persistentes.
  • Provoca actitudes y conductas negativas para nosotros mismos o las personas que nos rodean.

¿Cómo los vencemos?. No es difícil pero es lento, porque se trata de sustituir pensamientos automáticos negativos, por otros pensamientos más realistas y positivos, que vamos a introducir de forma “manual”.

Primero debemos de ser conscientes de esos pensamientos, describirlos y anotarlos en un papel con el mayor lujo de detalles.  “qué palabras me digo, qué película me monto, que clase de reacciones físicas me provoca en mi cuerpo, y qué clase de emociones me despierta”. Pero sobretodo, hay que anotar cuál ha sido la situación, palabra o escena que desencadena ese pensamiento, ¿En qué momento aparece?.

Podemos valorar las emociones que nos provoca de 0 a 10 (0=ninguna emoción; 10= emoción muy intensa).

Una vez que ya conocemos esos pensamientos y esas situaciones desencadenantes tenemos que buscar pensamientos alternativos, menos absolutos, menos radicales, menos negativos, menos autosaboteadores…. y mucho mas realistas, positivos y flexibles, y adecuados a la situación.  Por ejemplo, si el pensamiento automático es “ No le caigo bien a nadie” debemos de cambiarlo por otro como “Sé que no se puede caer bien a todo el mundo, pero lo importante es que hay personas que me valoran”.

Cada vez que tengamos un pensamiento automático negativo, o dada la situación anticipemos que se nos va a presentar, lo que haremos será decir “BASTA YA”, o “NO” y decirnos el pensamiento alternativo que hemos razonado previamente. La repetición de este ejercicio surge efectos con tiempo de práctica, que te recomiendo realices con ayuda de un profesional, con el que también podrás identificar tus creencias y esquemas de pensamiento que dificultan tu crecimiento personal.

Baltasar Santos

Psicólogo. Colegiado 18365.

Actitud i Més

 

Acerca de Baltasar Santos

Licenciado en Psicología, post grado en mediación, y máster en psicología forense. Curioso y en constante aprendizaje. Me encanta impartir clases, las TIC, pero sobretodo soy un apasionado de las personas. y disfruto aplicando psicología y formación para el desarrollo de personas y organizaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Cómo deshacerte de esos pensamientos que no quieres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s